ORIENTACIÓN  

ORIENTACIÓN GEOGRÁFICA:
Al fundamentar una actividad de campamento, hablamos invariablemente de los beneficios y las ventajas de la vida en pleno contacto con el medio ambiente natural, para lograr una formación integral de la persona , o para hacer más completa su recreación.
Nos extendemos entonces en explicaciones del porqué  proponemos un regreso a las formas más elementales de vida, que despierten en el ser humano una sensibilidad mayor, que les brinden una nueva perspectiva de su desempeño en el mundo, un renacer de instintos ancestrales que lo ayuden a lograr ese complejo sentido-sensación que llamamos FELICIDAD.
Así programamos y realizamos múltiples actividades que pueden comenzar con el conocimiento del equipo y los utensilios a utilizar ( carpas, mochilas, faroles, hachas, sogas, etc) para transitar por toda la gama de juegos, destrezas y pruebas que nos lleven a las conclusiones que inevitablemente surgirán cuando nos enfrentemos “mano a mano” con la tierra - el agua - el fuego - y el clima;  todas esas cosas que la civilización  ha ido echando al otro lado del vidrio de una ventana, intentando preservar a la persona de sus rigores.
Para compensar todo esto, intentando recobrar un necesario equilibrio, trataremos que todas las actividades que preponemos cuando preparemos un campamento, estén teñidas de un profundo respeto por nuestra Naturaleza, que es sinónimo de Vida.
Para los animales, vida es sinónimo de movimiento, pero el movimiento ocasiona desgaste que debe ser compensado, por ello debe ser económico y dedicado en su mayor parte a lograr alimentos que provean “combustible” para abastecer futuros movimientos. Así las manadas deambulaban por las praderas y las aves emigran de uno a otro continente; pero el hombre, físicamente menos dotado, tiene que agudizar su ingenio y deducir que es lo que harán las demás especies para aprovecharlas en su beneficio.
Se torna así en un observador consuetudinario (curioso) e impone la lógica del razonamiento al instinto y trasmite sus observaciones a las generaciones que le siguen para abreviarles las dificultades.
Llega a la conclusión de que el sol gira alrededor de la tierra y sale todos los días del mismo lugar del horizonte y se oculta en el opuesto, lo que le dio el primer indicio de la uniformidad de los fenómenos naturales, a los cuales se adaptan o de los cuales dependen las especies animales y vegetales y por ende, el mismo. Planteada la dificultad de desentrañar el misterio de los fenómenos naturales, se planteó las posibles soluciones y extrajo conclusiones que surgieron una tras otra, ramificándose y constituyendo toda la gama de las ciencias que hoy conocemos y que siguen evolucionando  al empuje de los observadores e investigadores de hoy.
Ahora bien, a nosotros nos ocupa el tema primario, el comienzo de la lucha por conocer a la naturaleza, de comprenderla, de encontrar sus repeticiones, de deducir sus manifestaciones para aprovecharlas en nuestro beneficio.
Por ello, el primer tema que ha de ocuparnos será EL SOL.
No repetiremos lo muy conocido, solo nos detendremos de como aprovechar su presencia como elemento común para todos los seres del mundo.
SALIDA: La efectúa siempre por un mismo lugar del horizonte (bueno, más o menos el mismo) al que llamamos NACIENTE o más comúnmente ESTE.
ENTRADA: Lo opuesto, donde se oculta, PONIENTE o universalmente OESTE.

Claro que lo hace con algunos caprichos, por ejemplo, no sale y se pone EXACTAMENTE en el mismo punto del horizonte, sinó que todos los días se desplaza un tanto, según cual sea la fecha en que lo estemos observando. Para que lo recordemos: desde el 21 de junio hasta el 21 de diciembre, lo hace cada vez más  “abajo” y en el período inverso, cada vez más “arriba”.
Esto, tan sencillo de comprobar observando dos atardeceres con varios días de intervalo desde un mismo lugar y tomando alguna referencia en el horizonte, o bien marcando en una pared la sombra que produce un  mástil u otra pared, esto es producido por la inclinación del eje terrestre con relación a la ECLIPTICA ( órbita que describe la tierra alrededor del sol) y es lo que produce la sucesión de las cuatro estaciones.
Pero no solo interesa saber el porqué después del verano viene el otoño, también interesa saber dónde quedan las cosa que no están al este u al oeste, o sea, los fundamentos de la convención que determinó la existencia de los puntos cardinales.
Ustedes recordarán sin duda, como se determina un punto; por la intersección de dos rectas. Cuando alguien quiere decir dónde está o donde comienza algo, dice: “estoy en este punto” o “saliendo de tal punto”; pero estos datos no son suficiente, es necesario aportar algo más para saber dónde está ese lugar. Lo que se intentó entonces fue  “orientar” ese punto y para hacerlo universal se utilizó el sol como referencia.
Conocidos ya el Este y el Oeste, situados en ambos extremos de una recta que pasa por el nombrado punto (el lugar donde estamos parados), se tomó como otra recta la perpendicular, nombrando a sus extremos Norte y Sur, por los polos terrestres, lugares muy distantes para todos y a los cuales nadie se preocupaba por visitar, por el momento.
Si aunamos a estas convenciones, el conocimiento de la circunferencia y su subdivisión en grados, tendremos un elemento universal para poder explicar una ubicación con respecto a otra, o más claramente, para poder explicar hacia dónde me dirigía cuando relato: “ salí de tal punto hacia el NNO” o “hacia los 270 grados”.
Recordemos entonces que hay dos formas de expresar la Orientación de una dirección:  Con los Puntos Cardinales o sus combinaciones (ej.: NOROESTE o SUR - SUR ESTE) , o con grados, que por convención superponen el CERO con el 360º y el NORTE. Así, los dos ejemplos anteriores se expresarían “a los 270º”y “a los 157º 30’”, respectivamente.
Pero, si el sol no sale y se pone todos los días en el mismo lugar, ¿cómo vamos a hacer para saber EXACTAMENTE dónde están los puntos cardinales?
Bien, la cosa debe comenzar un tanto más lejos.¿ recuerdan los paralelos y meridianos? bueno, los meridianos se dirigen de polo a polo y por lo tanto indican exactamente el Norte y el Sur, pero como son líneas imaginarias, tenemos que materializarlas y el sol se encargará de ello.
Aparentemente el Sol “recorre” el cielo durante el día y en un momento pasa por el meridiano - medio día del lugar donde estamos parados. En ese momento, en ese lugar, debería ser el medio día. Ya veremos que por ciertas convenciones no es así. Pero la pista esta dada: “en los minutos próximos a las doce horas - medio día, el sol pasará por el meridiano del lugar donde estamos parados, “culminando” su arco en el cielo y deberemos estar parados con los elementos necesarios para poder graficarlo”.
Tomemos un mástil - un poste - o clavemos muy firmemente una robusta estaca cuyo extremo superior esté aguzado. Una hora antes del medio día y con intervalos no mayores de 15 minutos, iremos observando y marcando en el suelo o en un papel preparado al efecto (bien fijo en el suelo) los puntos en los cuales la punta del mástil - poste - o estaca, proyecta su sombra.
Así, al cabo de dos horas, tendremos una sucesión de puntos que, unidos con una línea, dibujarán una curva (hipérbole) con respecto a la base del mástil. Si tomamos la distancia más corta entre la curva y dicha base, tendremos una porción del meridiano del lugar, o sea, esa recta nos indicará fielmente la dirección Norte - Sur.
Dicho rápidamente, cuando la sombra de un objeto, por la posición del sol en el cielo es lo más corta posible, en ese momento dicha sombra está marcando la dirección NORTE-SUR
Como es obvio, esta experiencia no es válida a fines de la primavera y comienzo del verano en latitudes próximas o por encima del trópico de Capricornio, o sea, no es válida en ciertas partes de las provincias de Salta y Jujuy y resultará muy difícil en Misiones, ya que en esos lugares en esa fecha, los objetos no producen sombra al medio día por tener el Sol encima suyo. A fines del otoño y comienzo del invierno, o en el Sur de nuestro país, el fenómeno es mucho más visible pues la sombra son más largas.
Como habitual y comúnmente se recurre a la Brújula para determinar el Norte, es necesario dejar constancia que: El Norte MAGNÉTICO no coincide totalmente con el Norte GEOGRÁFICO; también es real que sufre modificaciones de año en año, aunque ambas cosas, por las situación de nuestro país, no tienen mucha influencia.
Pero ¿ cómo era eso de que a las doce del medio dia el sol no está en ZENIT?
Resulta que, en el principio de su organización, el hombre determinó la hora por el paso del Sol por el meridiano del lugar, llamándolo MEDIO-DIA pues el sol estaba en la mitad de su recorrido. Dividió el lapso entre dos Medios-dias, en 24 y le llamó HORAS y a cada una de esas horas la dividió en sesenta minutos de sesenta segundos (todo bajo el sistema SEXAGESIMAL). Estas divisiones se originan en los 360º de la circunferencia y en la proyección del radio sobre la misma que determina un arco de 60º (¿ recuerdan como se dibujaba un hexágono?). La mitad de ello es 30º y a su vez la mitad es 15º, o sea el resultado de dividir 360º en 24 partes.
Consecuencia, una hora es el tiempo que tarda el Sol en ”recorrer” 15º de la esfera celeste (o del cielo). Aunque los científicos luego demostrarían que en realidad es el tiempo que tarda la tierra en rotar 15º sobre su eje.
Volviendo al principio,  resulta que al aplicar lo del meridiano=medio día, cada ciudad tenía hora propia, distinta a las demás y en realidad ello no importaba. Luego, las comunicaciones mejoraron y junto con ellas mejoraron los relojes haciéndose transportables, entonces fue necesaria una unificación de criterios.
Fue un ingeniero Canadiense quién propuso la adopción de  husos horarios en el año 1878.
Se llama HUSO HORARIO  a la porción del globo terrestre comprendida entre dos meridianos distantes 15º entre sí, para la que regirá la misma hora, coincidente con el paso del sol por el meridiano central de dicho huso. Se tomó como origen o cero el meridiano que pasa por el observatorio de GREENWICH en Londres, Inglaterra, dividiendo la esfera terrestre en 24 husos y determinando la línea de CAMBIO DE DÍA en la zona más despoblada del globo en el Océano Pacífico.
Nuestro País, está comprendido casi totalmente por el huso cuyo meridiano central es el de los 60º, o sea que estamos a 4 horas de diferencia con Greenwich, aunque en las zonas próximas a la cordillera de los Andes la diferencia sea considerablemente mayor.En el año 1894, Argentina decidió tomar como HORA OFICIAL la coincidente con el paso del Sol por el Meridiano del Observatorio de la Ciudad de Córdoba y que rige para todo el País, difundiéndose por las Radioemisoras a las horas y medias horas con seis y tres señales respectivamente (¿ recuerdan el chiste de los tres pip por radio ?).
Más adelante,  por conveniencia en la utilización de la luz solar con respecto a la luz artificial para la  industria y el comercio, se  ADELANTÓ una hora, o sea que los relojes indican las doce en nuestro país cuando el sol culmina sobre el meridiano de los 45º.
Por este motivo, la experiencia explicada anteriormente para obtener la línea Norte-   Sur por la sombra de un mástil, deberá realizarse comenzando las observaciones a las 10.30 hs para concluir a las 12.30 hs,  si estamos en la Mesopotamia o en la Costa Atlántica , debiendo hacerlo media hora más tarde si estamos en la zona cordillerana.
Como constuir un reloj de sol: consultar a la página: ttp://www.galeon.com/casanchi/ast/sol1.htm
APLICACIONES DEL TRIÁNGULO
Esa figura goemétrica que aprendimos a conocer en la escuela primaria, puede sernos de gran ayuda en nuestros trabajos de orientación, fundamentalmente en el trazado de nuestras propias cartas o mapas
Recordemos algunas de sus características:
- Es una figura de tres lados y tres ángulos.- La suma de los ángulos internos totaliza 180º.- Conociendo la medida de sus tres lados, podemos reconstruirlo.- Conociendo dos de sus ángulos y la longitud del lado comprendido entre ellos, también podemos reconstruirlo.- Dos triángulos que tengan sus ángulos iguales, son semejantes, o sea que sus lados guardarán una relación matemática entre si.- El triángulo rectángulo tiene la característica que demostró Pitágoras en su famoso teorema, o sea: “la suma del cuadrado de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa”. Ello nos permitirá tener la certeza de trazar un triángulo rectángulo si sus lados miden 3 - 4 - y 5 ( ustedes pondrán la denominación que podrá ser centímetros o metros, agregarle los cero, duplicarla, etc.).
Vamos al uso del triángulo y el trazado de mapas.
Sabemos que un mapa es un dibujo “semejante” a la realidad, o sea que las medidas lineales del terreno guardan una relación matemática con las lineales del mapa. Esa relación se llama “escala”y la podemos recordar con la siguiente ecuación:
terreno                              
terreno
papel       = escala     
escala        = papel    
escala x papel = terreno
La escala posibilita, al dividirlo ( reducirlo), que el terreno pueda ser representado el el papel.
Si tomamos como ejemplo una escala usual 1:100 y la necesidad de representar en el papel  un terreno de 25 m . por 12 m . ¿ cómo lo haremos?Dividiremos 25:100 y 12:100 siendo los resultados 0,25 m . por 0,12 m . que son las medidas que usaré en el papel (atención que la denominación “metro”no fue modificada).
Otro ejemplo pero a la inversa. Si tenemos en un mapa un camino recto de 17 mm . y la escala de dicho mapa es de 1:500.000 ¿ cuánto tendrá la recta en el terreno? Deberemos multiplicar 17 x 500.000 = 8.500.000 mm ., corriendo la coma: un lugar para los mm., un lugar para los cm., un lugar para los dm., un lugar para los m., un lugar para los Dm., un lugar para los Hm., y un lugar para los Km., tendré que el resultado es 8,5 Km . o sea la longitud de la recta del camino en la realidad, o sea en el terreno.
Si mediante la escala puedo resolver medidas lineales semejantes, podré tambien resolver triángulos semejantes.
Ello nos permitirá conocer distancias en el terreno con solo resolver los triángulos que pueda “cerrar”  visualmente
¿ cómo hacemos para cerrar un triángulo visualmente ?.
Imaginemos que estamos en un lugar agreste y contamos con un mapa de la zona. En dicho mapa figuran, una iglesia y por otro lado un puente caminero sobre un arroyo. Desde el lugar donde estamos, podemos ver claramente la torre de la iglesia y el puente del camino sobre el arroyo. Tenemos en el mapa dos vértices y la distancia que los separa, nosotros estamos en el tercer vértice del triángulo pero no sabemos dónde queda eso.
Quizás si nos ingeniamos, con dos ramas rectas o con dos hilos y algunas estacas y un transportador, podamos averiguar el ángulo que hay entre las dos visuales, desde nuestra posición al puente y a la iglesia, pero ello no nos servirá sino contamos con un elemento común a los tres puntos que nos asegure su interrelación.Deberíamos entonces averiguar los ángulos que forman las líneas iglesia-puente e iglesia-nosotros y luego puente-iglesia y puente-nosotros. Con dichos ángulos, aplicándolos con el transportador sobre el mapa, podríamos obtener nuestra posición y luego, aplicando la escala, saber a que distancia nos encontramos de cualquier otro punto indicado en el mapa.
Pero ¿ tendremos que ir caminando hasta la torre de la iglesia para medir desde alli el ángulo y luego al puente para repetir la operación?  No nos parece que ello sea muy operativo.
La solución nos la da la tan nombrada línea NORTE-SUR y un poquito más de geometría.
Como las líneas NORTE-SUR trazadas sobre todos los puntos de nuestro mapa son paralelas, recordando un teorema de primer año tendremos que los ángulos determinados por una recta que corta dos paralelas, son iguales entre si, si aplicamos sobre el vértice de la torre el ángulo que medimos desde nuestra posición, tendremos el ángulo iglesia-norte; iglesia-nosotros (alfa).
Haciendo lo mismo con el vértice puente (beta), tendremos “ cerrado ”el triángulo visualmente. Con un transportador o una brújula con costados rectos, podremos trazar las líneas en el mapa y la unión de las mismas nos indicará nuestra posición
Esta es una de las dos aplicaciones que tiene la brújula al trabajar sobre los mapas.
La otra aplicación está referida a la confección de nuestros propios mapas.
Cuando no tenemos mapas de la zona donde pensamos acampar y vamos a desarrollar tareas durante una temporada prolongada o suponemos volver varias veces al lugar en distintas temporadas, vale la pena comenzar el trazado de mapas que nos permitan trabajar con exactitud y seguridad al planificar caminatas, juegos campamentiles y campamentos volantes.
 Comenzaremos ubicándonos en un lugar destacado y desde el cual podemos visualizar las direcciones a otros puntos de referencia, también fácilmente identificables.Mediremos entonces los ángulos entre las líneas norte-sur y las visuales a cada una de las referencias elegidas, anotando prolijamente los datos obtenidos. Simultáneamente, si fuera posible o luego con comodidad y todos los elementos necesarios,  nos pondremos sobre una hoja en blanco y con regla y transportador trazaremos sobre el punto que indique nuestra primera “estación”, la línea norte-sur y las direcciones a cada uno de los puntos elegidos.En una segunda etapa, haremos “estacion” en otro punto, o designaremos otro grupo que trabaje en otro punto teniendo especial cuidado de medir EXACTAMENTE la distancia entre ambas estaciones y el ángulo de la línea que las une con la norte-sur.
Tendré cuidado de “orientar” el papel en blanco con una brújula y utilizando una escala adecuada, reduciré las distancias medidas en el terreno y las traspasaré al papel.Al trazar las direcciones obtenidas desde cada “estacion” observaremos que las visuales a un mismo punto de referencia se cortan en algún lugar del papel, allí dibujaré dicha referencia.Definidas las ubicaciones de  cada una de las referencias, por aplicación de la escala podremos deducir las distancias que las separan y algo más  importante aún, podré aplicar lo visto en el trabajo anterior desde cualquier lugar donde pueda visualizar dos de las referencias ya acotadas.
ORIENTACIÓN MAGNÉTICA
Es sabido que la porción central de nuestro planeta está constituido por un núcleo metálico con un porcentaje muy elevado de hierro y varios metales más de su grupo. Es, pues natural que manifieste propiedades magnéticas y se comporte como si en su interior existiese un enorme imán, cuyos extremos están dirigidos hacia los polos geográficos, aunque no coinciden perfectamente.
Este fenómeno magnético fue descubierto hace ya varios siglos gracias a una piedra negruzca que hoy conocemos con el nombre de Magnetita y cuya composición corresponde a un óxido de hierro que atrae este metal. También se comprobó con el tiempo que si un trozo de hierro había estado adherido a dicha piedra, atraía, a su vez, a otros pedacitos de hierro.
Ya en 1242, en un viaje realizado por BAYLAK AL-KABAJIDA por el mar de Siria,  observó que los marineros, para orientarse, se valían de una aguja de hierro que frotaban con una piedra magnética y colocaban luego sobre un corcho en el agua. Los años 1108 y 1125 parecen corresponder a existencias históricas sobre magnetismo terrestre: la primera en Islandia y la segunda en el mar de China.
Lo cierto es que bastante más tarde, durante el siglo XVIII, se difundió ampliamente por Europa el conocimiento de la aguja de navegar, que pasó a ser, tras mínimas reformas, la BRÚJULA.
LA BRÚJULA
La brújula es una aguja imantada, por lo común de forma prismática y de reducido espesor, suspendida libremente en su centro sobre un pivote vertical, que está así, sometida a la influencia del campo magnético terrestre.
La aguja imantada suele tener una mitad azul pavonado y otra gris metálico. Para que los movimientos de aire no desvíen ocasionalmente la sensible aguja, ésta se halla resguardada en el interior de una caja cilíndrica metálica, cerrada con vidrio o plástico. Además suele tener la caja, una trabita para inmovilizar la pequeña aguja al transportar el instrumento.
           
Dejada en libertad, la aguja imantada se orienta, después de algunas oscilaciones, hacia el Norte Magnético. Sin embargo, se debe hacer inmediatamente una aclaración: los polos magnéticos cambian de lugar.
           
Dichas oscilaciones, o declinación magnética, llegan a alcanzar varios grados, lo cual significa centenares de kilómetros. Así por ejemplo, entre 1770 1888, el polo norte magnético se aproximó al polo geográfico mas de
600 Km. y luego se fue alejando nuevamente.
La zona de ubicación del Polo Norte Magnético se encuentra en la parte septentrional del Canadá, mientras del Polo Sur Magnético se halla en tierra Victoria, en a Antártida.
Para nosotros, la oscilación o declinación magnética es de unos 4 o 5 grados. Por  esa razón es que tienen las brújulas una pequeña flecha a la derecha del norte, para orientarse se debe colocar girando el cuadrante hasta que la aguja azulada se encuentre  exactamente debajo de el, así tenemos el Norte geográfico.
Los demás puntos Cardinales estarán precisamente indicados por las letras: S (Sur) - O (Oeste) - E ( Este). En las mayorías de estas figuran marcados, además, los puntos intermedios: EN (Noreste) - NO (Noroeste) - SE (Sudeste) - SO (Sudoeste).
PARTES DE LA BRÚJULA
Para tener en cuenta:  
  - No usar la brújula cerca de cables de alta tensión.
- Cerca de una tijera imantada.
- Radio portátil. Pues los parlantes tienen imán.

- No haya campos magnéticos cercanos que produzcan desviación.

 

DIFERENTES TIPOS DE BRÚJULAS:
Hay tres tipos principales de brújula aunque parezca que hay muchos más. Puesto que las hay con todo tipos de accesorios.
La más común de encontrar:
Esta tiene una aguja rodando libremente al final de un eje el cual reposa sobre el centro de una esfera fija señalando los puntos cardinales.
Brújula de esfera:
En este tipo, la aguja está fija a la parte inferior de la esfera la cual gira libremente. El movimiento de la esfera es controlado por el movimiento magnético de a aguja.
Como la aguja yase a lo largo de la línea norte-sur de la esfera, ésta siempre gira hacia el norte, así que las lecturas de brújula se pueden efectuar sin mover la misma.
Brújula Silva y Divider Rs -12 compass:
Este tipo, tiene la aguja sobre la esfera y flotando en un líquido. Esta es mas útil que las otras, porque el líquido hace que la aguja se detenga más rápidamente y la mantiene más quieta. Se utilizan mejor sobre los mapas.
ORIENTACIÓN POR MEDIO DEL RELOJ PULSERA:
Con la ayuda del sol y de un reloj pulsera de aguja, acomodado a la hora del lugar de observación, se podrá ubicar con facilidad el norte, y los demás puntos cardinales:
El método es sumamente sencillo:
- Se coloca el reloj con el cuadrante hacia arriba.
- Se ubica un escarbadientes, aguja, palito, etc. sobre el número doce del cuadrante y verticalmente a este.

- Se hace girar el reloj hasta que la sombra proyectada pase sobre el número seis.

- La bisectriz del ángulo formado por la sombra y la aguja chica del reloj da la dirección exacta del Norte.
La prolongación de esta bisectriz hacia el lado opuesto marcará el Sur.
 
re
re
r
r
ORIENTACIÓN POR LAS CONSTELACIONES:
No solamente podemos orientarnos de día, por medio del sol; también existe la posibilidad de hacerlo por la noche con ayuda de las constelaciones o estrellas polares.
El conjunto de los astros describe a diario un movimiento de rotación alrededor del polo, de oriente a occidente. Además puede comprobarse un lento desplazamiento de todos ellos en el mismo sentido, de manera que las distintas agrupaciones de estrellas van desplazándose en bloque, poco a poco a lo largo de los días.
Este movimiento se completa en el transcurso de un año. Contemplando, pues, el cielo cada noche a la misma hora, habrán pasado al cabo de un año, por el lugar de la observación, todas las estrellas visibles del hemisferio celeste del lugar.
Desde cualquier punto de la tierra que tenga el horizonte despejado, sólo puede verse la mitad de la esfera celeste, pues la otra mitad queda oculta por el planeta.
Según en la latitud en la que nos encontremos, el polo celeste visible estará más o menos alto sobre el horizonte terrestre. Este polo se podrá detectar fácilmente con la ayuda de una máquina fotográfica. Si enfocamos la zona polar celeste (en nuestro caso, el polo sur) y dejamos una placa en exposición durante cierto tiempo, aparecen, luego del sur revelado, unos círculos luminosos que marcan la trayectoria de las estrellas que giran alrededor del polo.
Sin embargo, gracias a ciertas constelaciones, podemos ubicar de inmediato los polos celestes. Nos referimos sólo al Polo Sur  Celeste, ya que es el que nos corresponde.
ALGUNOS CASOS:
CRUZ DEL SUR
La Cruz del Sur es un conjunto de cuatro estrellas cuya disposición imita la forma de una cruz y que, para nosotros, tiene la ventaja de estar ubicada cerca del Polo Sur Celeste y, por consiguiente , de orientarnos.
 
a) Un primer sistema es prolongar el palo mayor de la cruz, desde su pié, cuatro veces y media.
Allí
se hallará con cierta aproximación el Polo Sur Celeste. Desde ese punto bastará con bajar la vista hacia el horizonte, verticalmente, y tendremos el SUR TERRESTRE
 
b) Encontraremos también, y con mayor aproximación aún, el Polo Sur Celeste si logramos ubicar el punto de intersección entre:                                                                          
- la prolongación del palo mayor de la cruz a partir del pié y

- la perpendicular elevada en el centro de la línea que una las estrellas ALFA Y BETA.
 
De la constelación de CENTAURO , que son las dos estrellas más brillantes en las cercanías de la Cruz del  Sur.
 
Una vez ubicado ese punto de intersección, que corresponde al Polo Sur Celeste, bastará bajar la perpendicular hasta el horizonte para tener el Polo Sur Terrestre.
 
c) Un tercer medio de encontrar el Polo Sur Celeste consiste en ubicar Beta Centauro y una estrella muy luminosa que se encuentra en sentido opuesto al de la Cruz del Sur, llamada Achernar.
Esta estrella equidista del Polo Sur Celeste con Beta, de la constelación de Centauro.             Bastará con trazar imaginariamente  una línea que las una y buscar su centro. Habremos hallado así el Polo Sur Celeste
CONSTELACIÓN DE ORIÓN  
En la esfera celeste existe otra constelación que nos permite encontrar con facilidad el NORTE. Se trata de la constelación de Orión Representa aun hombre llevando vellocino y una espada. En un principio, la idea de un gigante persiguiendo a las Pléyades inspiró la constelación.
Más tarde, al ser establecida la constelación del Toro, se dibujó un Orión teniendo en la mano izquierda una piel de animal a manera de un escudo protector, y levantando con la derecha una pesada maza para descargarla sobre la cabeza del Toro, que en los atlas antiguos se representaba precipitándose sobre aquél.
La constelación de Orión se reconoce fácilmente gracias a tres estrellas alineadas (las “Tres Marías”) que forman el cinto, y otras tres, más pequeñas e igualmente alineadas, que representan la espada. Dos estrellas más, a derecha e izquierda, bajo la espada, figuran los pies, mientras que otras dos, más alejadas y encima del cinto, representaban los hombros. Un grupo de tres estrellas entre los hombros indican la cabeza.
Para encontrar el Norte por medio de esta constelación, se ha de tener en cuenta que la línea que une la estrella del medio del cinturón (“Tres Marías”) con el centro de la cabeza está orientada de Sur a Norte.
Siguiendo esta dirección hasta encontrar el horizonte, hallaremos aproximadamente el Norte Terrestre. Además, podemos agregar que la dirección dada por las tres estrellas pequeñas que forman la espada de Orión indican sensiblemente la dirección Norte - Sur.
Sin embargo, la orientación por medio de la Constelación de Orión presenta un inconveniente: es perfectamente visible sólo en invierno. En primavera se encuentra muy baja sobre el horizonte. En verano no la vemos y vuelve a aparecer en otoño.
De todos los procedimientos vistos hasta ahora, los que presentan mayores ventajas son: la brújula - la estrella polar - o constelaciones inmediatas. Son muchos más fáciles y no están expuestos a los errores de apreciación que podrían resultar del cuadrante solar, de la dirección de la sombra o del cálculo geométrico.
De todos modos, creemos que cualquiera de los métodos, exactos o menos precisos, nos han de ser de utilidad en diversas ocasiones.
OSA MAYOR
Esto no es todo lo que  se averiguó sobre orientación, si querés ahondar en el trabajo queda por tu cuenta la investigación profunda sobre el tema.
Páginas Web consultadas:

http://www.meteofa.mil.ar
http://www.smn.gov.ar/
http://www.infoclima.com/
http://www.google.com.ar

al portal